La MúSiCa De LoS 80 y 90

En este blog pretendemos recordar una de las épocas más destacadas en la historia de la música. En este espacio, intentaremos inculcar a todos aquellos que no han podido disfrutar de esa época o que simplemente quieran recordarla, la gran innovación producida por grandes artistas en el mundo de la música y mostraros lo que para muchos ha sido la mejor época de la música.

Esperamos que disfruteis.

Un saludo
Las 5 Fantásticas

Busca Tu MúSica Preferida de los años 80 y 90

Puedes también escuchar tu música preferida, ver videos de tus cantantes o grupos favoritos mientras visitas nuestro blog. Esperamos que disfruteis.

domingo, 16 de marzo de 2008

Los Movida Madrileña en Los Años 80

En los años 80 en España se le conoce como la "movida madrileña".

Alaska apadrina el movimiento Drag Queen, las Vainica Doble sacan nuevo disco, los Pecos renacen con fuerza de sus cenizas... y un recopilatorio los mete a todos en el mismo saco. Y es que ni fue hace tanto tiempo, ni los que la vivieron están dispuestos a dejarla morir.


Alaska era la imagen inconfundible de la movida ¿Cómo olvidar La bola de cristal o su papel en Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, ópera prima
de Pedro Almodóvar?
Alaska crea un grupo en 1978 llamados Alaska y Los Pegamoides, con su famoso tema Bailando



Muchos críticos coinciden en afirmar que el público español "no estaba preparado" para semejante onda de talentos como Nacho Canut, Berlanga o Eduardo Benavente, pero lo cierto es que Alaska cuajó con alguna facilidad más en la industria que Kaka de Luxe en su momento, ya que en este ultimo caso el reconocimiento general fue a posteriori.
Grabaron temas como Horror en el Hipermercado que fueron auténticos bombazos del momento.
Alaska y Dinarama fue creado por Carlos Berlanga y Nacho Canut y Alaska como vocalista. El verdadero éxito de Dinarama llega con Deseo Carnal disco imprescindible para cualquier semicoleccionista de los 80. Este disco contiene temas tan importante como Deseo Carnal o Como pudiste hacerme esto a mí. Quizá lo que vino después no se entiende sin Deseo Carnal de Alaska y Dinarama. Además el grupo había conseguido con este trabajo publicado en 1984 alejarse un poco del primer trabajo de Dinarama, Canciones Profanas, que no había cosechado todos los éxitos esperados quizá por ser un disco un poco "mas complicado" para la audiencia del momento.


Tras estos éxitos Alaska se confirma como la diva de la movida, imagen que irá aumentando a medida que pasan los años. También alimentada por su presencia en la televisión años después en el incansable juvenil La Bola de Cristal que aún rueda entre los recuerdos de los veinteañeros -o treintañeros- entonces, casi niños. Finalmente la historia llega a su fin y Dinarama se rompe en dos pedazos: el recientemente fallecido Carlos Berlanga en solitario y Nacho y Alaska con su proyecto actualmente en activo Fangoria.
Las compañías discográficas empiezan a fichar a los nuevos grupos de la llamada "La movida madrileña", esta es la respuesta de diferentes grupos culturales a una España que se salía de una dictadura archiconocida y que necesitaba un nuevo aire. Es el inicio de la década de los ochenta. .


El pop apenas existe, sólo los Pecos, y ya estaban dando los últimos coletazos.

Comienzan a despuntar a finales de los años setenta, una época en la que el panorama musical español.
Pecos nace con la perspectiva de cubrir un sector de público principalmente adolescente femenino en línea con la tendencia marcada por
Miguel Bosé en su primera etapa profesional.
Debutan con el sencillo Esperanzas (1978), y ese mismo año
Juan Pardo, a través de CBS, produce su primer LP Concierto para adolescente, que arrasa en las listas de éxitos en parte gracias al tema Acordes.
Con su segundo disco largo, Un par de corazones (1979) alcanzan igualmente un volumen de ventas arrollador. El título más destacado del álbum, Háblame de ti, se puede escuchar en todas las emisoras y locales de la geografía española. El éxito se reite con el tercer LP Siempre Pecos (1980).
Menos afortunados desde el punto de vista comercial fueron sus siguientes proyectos 20 años (1981) y Por arte de magia (1984). Tras la publicación de este último, se apartan de la música durante diez años.

Hispavox contrata a Radio Futura, Alaska y Los Pegamoides, Ejecutivos Agresivos y Nacha Pop entre otros grandes jóvenes delmomento.

Nacha Pop edita este año su disco de presentación "Nacha Pop".
Nacha Pop fue uno de los grupos más entrañables e importantes de la movida. En 1978 Nacho García Vega y Carlos Brooking coinciden el colegio Liceo Francés y se unen a Jaime y Antonio Vega para formar un grupo. Los comienzos musicales más anecdóticos que otra cosa se descubren tras el nombre de Uhu. Poco tiempo después el famosísimo batería Ñete sustituye a Jaime en la banda y comienza a funcionar Nacha Pop como tal.
Tras diversas aventuras típicas de los primeros años de un grupo joven comienzan a superar sus primeras cimas tras telonear a Siouxie y Ramones sin dejar indiferente a quienes rodean y siguen.
Hispavox edita en 1980 el clásico Nacha Pop bajo la producción de Teddy Bautista. El disco ya incluía la venerada Chica de ayer y realmente, no tenía desperdicio por ninguna de sus extensas caras.




Las diferencias en cuanto a la composición entre los primos Nacho y Antonio eran más que notables, pero en absoluto estaban reñidas, la sensibilidad de Antonio contrastaba y complementaba la vitalidad de las canciones de Nacho.

Pasado mucho el tiempo, aun se sigue escuchando su famoso tema "Chica de ayer" versionado por diverso artistas.


El productor, Teddy Bautista, excomponente del grupo Los Canarios y futuro vicepresidente de la Sociedad General de Autores de España, se responsabiliza de la mesa de mezclas. El 6 de septiembre se abre el Marquee de Madrid, sala de música en directo por la que pasarán todos los grupos importantes de la nueva ola pop. Nacha Pop participa, junto a Alaska y Los Pegamoides, Secretos, Mario Tena, Trastos, Mamá y Rebeldes en un concierto para homenajear a Canito, fallecido batería del grupo Tos, celebrado en la Escuela de Caminos de Madrid.

1981 Se abre la sala Rockola donde se presentará la mayoría de los grupos españoles y extranjeros de interés que incluyen nuestro país en sus giras. Este año Nacha Pop actúa por primera vez en esta histórica sala.



El grupo español de los 80 que más alto ha llegado con un sonido reconocible como autóctono. Repudiado por la misma crítica que lo ensalzo en el momento de su aparición, la banda de Quimi Portet y Manolo García ha abarcado públicos cada vez más amplios en la medida que su sonido y su mensaje se han ido cristalizando. Tras actuar en el concierto de Amnistía Internacional ante decenas de miles de personas y llenar plazas de toros y aforos similares en sus giras veraniegas, se anunció la edición de su Nuevo Pequeño Catálogo de Seres y estares en italiano.
Las aportaciones fundamentales del grupo al pop español están ya contenidas en su primer álbum, Cuando la Pobreza Entra por la Puerta, el Amor Sale por la Ventana. Belleza melódica, pasión expresiva, limpieza de sentimientos, pretensiones poéticas, fusión de rock con sonidos flamencos y latinos en general...
De la combinación de estos elementos ha bebido el grupo , en detrimiento de la frescura, ironía y la vitalidad desbordante que respiraban los trabajos realizados por las formaciones en que el dúo Portet-García se rodó hasta dar con la fórmula mágica. Los discos relativamente minoritarios de Los Burros, Los Rápidos y Kul de Madril son esenciales para valorar la trayectoria de ambos en su justa medida. Quienes tuvieron la oportunidad de verlos en directo en época de vacas flacas pueden dar fe de la energía y visceralidad de sus actuaciones, así como de la teatralidad curiosa y furibunda de sus puestas en escena.
El Ultimo de la Fila se gestó en 1984 cuando las piezas elaboradas en un ocho pistas por sus dos promotores desbordaron el divertimento surrealista que representaban Los Burros. En 1985 fue ya para muchos medios la revelación de la temporada. Dos años después era ya un grupo masivo.
Con todo, la escena angloajona no se ha hecho eco en la medida esperada, de la hispanidad rockera que caracteriza a El Ultimo de la Fila, como cabría suponer en los tiempo de adviento que corren para la llamada World Music. La presentación del combo catalán en el New Music Seminar, un foro multicultural donde los hayas fue la piedra de toque.




Actualmente, Manolo García continúa trabajando ahora en solitario y alcanzando éxitos de ventas, ahora con su Nunca el tiempo es Perdido o Levedad dos singles de su último álbum. Con su voz aflamencada y pura, sus letras cargadas de poesía y mensaje filosófico y sutil y su sonido variable pero rítmico y logrado.


Como olvida al cuarteto madrileño "Hombres G" comenzó como muchos otros actuando en el escenario del mítico Rock-Ola; los compases pegadizos de "Marta tiene un marcapasos" o "Milagro en el congo" fueron coreados por cientos de modernos, que se sentían privilegiados por participar en conciertos hechos para la "inmensa minoría" y conocer a los grupos elitistas del momento. Los Hombre G gozaron de los aplausos de ese público durante poco tiempo; los que en el Rock-Ola les daban golpecitos en la espalda comenzaron a "escupirles" en cuanto sus discos aumentaron de tierada y las quinceañeras impusieron el hábito de lanzar sujetadores en las actuaciones de estos ídolos.



Las canciones que antes eran frescas se convirtieron en "babosas" y los prejuicios hispanos hicieron de Hombres G el arquetipo de lo que una banda seria nunca debería hacer.






Lo cierto es que su influencia ha ido mas allá de los puramente musical. Su imagen "modernpija" ha creado escuela. Sus vaqueros rotos, pelos descuidadamente peinados y poses a medio camino entre el macarra y el niño bien han cambiado toda una estética juvenil. Con Esta es tu vida parecen haber querido demostrar que están hartos de hablar de nimiedades y prefieren temas mas comprometidos. Ese "cambio de voz" les ha hecho perder ventas, como a Miguel Bosé o La Unión en su momento. Han quedado como ejemplo de cómo triunfar sin necesidad de un gran apoyo multinacional.
A David Summers ahora en solitario, le cuesta mas esto del triunfo, pero a pesar del soberano cambio de estilo que ha pegado, sigue demostrando ser un músico experto, un héroe de la edad de oro del pop español.


Ya queda lejos el año 1984, cuando en un Euskadi dominado por el "rock radicak", tres muchachos bien alimentados del Donosti pudiente daban los primeros pasos en el mundo de la música. Por tres mil pesetas y haciendo un alto en unos estudios que sólo años mas tarde pasarían a segundo plano, ofrecían su primerizo rock and roll en el café Guría.
Y un día, casi en broma, llegó el recopilatorio de disco DRO La única alternativa, bautismo dicográfico de Duncan Dhu por medio de dos temas de la época. Mi amor y una versión de Bésame mucho. GASA apostó por el grupo, y Por tierras escocesas fue el minielepé que en 1985 descubrío al trío en su mas absolulta sencillez. La confirmación vendría un año después a través de los soleados estibillos de Canciones y ya en 1987 el referendo de las ventas masivas de El grito del tiempo, permitió a Duncan Dhu tocar el cielo de la popularidad.
Alcanzado este nivel y tras la marcha de Juanra del grupo, Mikel Erentxun y Diego Vasallo apuestas fuerte en el siguiente disco, un doble elepé con treinta canciones nada complaciente para los oídos de sus seguidores. Dos años de silencio descubren unos temas sin estribillos memorarizables y producidos y arreglados con parquedad. Autobiografía es el particular Rubicón de Duncan Dhu, que con su bailable Supernova se enfrentaron a su madurez artística.




Después vendrían otros éxitos, un memorable directo de X aniversario en el Teatro Victoria Eugenia de Donosti (disco fundamental en toda discoteca
que se precie) y el final, ahora con un sobresaliente Crepúsculo.
Cabe destacar también las pinceladas de música de oro que han hecho en solitario Mikel Erentxun, con especial hincapié en su primer disco en solitario y Diego Vasallo, que bien dentro o fuera de su Cabaret Pop ha hecho una música para fanáticos... pero ¡benditos fanáticos! Siempre queará la discusión que golpeado siempre al grupo: ¿Mikel hace la música y Diego las letras y en solitario no tienen nada que hacer? Puede ser, pero juntos o revueltos Duncan Dhu ha sido de lo mejor que ha dado Donosti en 20 años de música pop.

Como olvidarnos de unos de los grupos más importantes de los años 80, en el año 1982 surgió la gran sorpresa musical del momento: Mecano. La capacidad de este conjunto para crear estribillos pegadizos era increíble y el éxito era inmediato. Inicialmente la crítica los calificó de "pijos, falsos y blandos", pero después se convertiría en uno de los mejores grupos de pop español de todos los tiempos.


Siguiendo la estela del fenómeno Mecano, el grupo Olé Olé desarrolló durante la década de los 80 una brillante carrera musical repleta de discos oro y platino. Aunque el proyecto nació al socaire de la nueva ola madrileña (algunos de sus miembros procedían de grupos como Trastos y Plástico) pronto se reveló como un producto prefabricado destinado al gran público.
Olé Olé se agrupó en Madrid en 1982 alrededor del guitarrista y compositor argentino Gustavo Montesano en connivencia con el productor (también argentino) Jorge Álvarez. En un principio, la formación musical la completaban Luis Carlos Esteban (teclados), Emilio Estecha (bajo) y Juan Tarodo (batería). Sus escasos vínculos con la nueva ola se reducían al pasado reciente de Luis Carlos Esteban en grupos clásicos de la escena madrileña como Trastos y Plástico, banda esta última donde también militaba Emilio Estecha. Por su parte, Montesano llegaba a Madrid curtido en el rock sinfónico, habiendo militado en diversas bandas desde mediados de los años 70. Finalmente, Juan Tarodo se estrenaba como músico en el nuevo proyecto. Presumiblemente, los fundadores de la banda podrían haberse inspirado en el nombre del grupo flamenco de tecno-pop Alé Alé para, una vez hispanizado el término, bautizar a su nuevo proyecto musical. Poco después, el núcleo inicial incorporó como cantante a una joven de poderosa voz, Vicky Larraz.
Tras ver aceptada su maqueta en la multinacional CBS (donde trabajaba el productor Jorge Álvarez), ya en 1983, aparece el single ‘No Controles’ con producción de Nacho Cano. Un éxito que les propicia un segundo sencillo (‘Dame’) y meses más tarde su LP de debut, Olé Olé, con arreglos de Luis Cobos. En aquel primer álbum figuraban temas como ‘Adrenalina’, que rápidamente se convertirían en clásicos del pop electrónico español en su vertiente más comercial.
Ya en 1985 se editó su segundo álbum ‘Voy a mil’, trabajo tras el cual Luis Carlos Esteban abandona el grupo para dedicarse de lleno a su estudio de grabación y a su nuevo colectivo musical, Rebeldes Sin Pausa; en su lugar entra el teclista Marcelo Montesano. Por su parte, Vicky Larraz también decide dejar la formación para emprender una prometedora carrera en solitario que cayó en picado algunos años después, tras haber pasado por el festival de la Oti. Así pues, tras los primeros abandonos, el grupo se reinventa a sí mismo y emprende una nueva etapa profesional aún más comercial y que le aleja definitivamente de cualquier presunto rastro new wave.
En 1986 incorporan a una atractiva joven llamada Marta Sánchez, ex vocalista de un grupo llamado Kristal Oscuro, poseedora de una gran voz negroide y con cierto abolengo en la lírica patria. Tras cambiar de sello y fichar por Hispavox, el grupo presenta inmediatamente a la nueva cantante a través del sencillo ‘Lili Marlén’, una adaptación al castellano de la popular canción germana de los años 30. Poco después llegó el primer álbum con la voz de Marta, ‘Bailando sin salir de casa’, al que siguió en 1987 ‘Los Caballeros las prefieren Rubias’, un elepé que catapulta a la cantante a la categoría de símbolo sexual nacional, con lo que su presencia se hace cada vez más habitual en las revistas del corazón. Desde entonces Olé Olé comienza a competir en la misma liga que los grandes de la canción ligera y su discografía multiplica su rentabilidad.
En 1988, tras ver editado su quinto álbum, ‘Cuatro Hombres para Eva’, Emilio Estecha abandona el grupo. Su puesto es reemplazado por un músico de estudio y, dos años después, el grupo ve editado ‘1990’, su obra más comercial, que incluye grandes temas de pop-funk como ‘Con Solo una mirada’ y una versión de ‘La Chica Ye Ye’ de Algueró. Aquel trabajo también incluyó el tema ‘Soldados del amor’, que la propia Marta Sánchez –ya convertida en ídolo mediático- acudió a interpretar a las tropas españolas que permanecían destacadas en aguas arábigas en plena Guerra del Golfo. Asimismo, ‘1990’ tuvo su réplica en el mercado anglosajón. Fue el último trabajo del grupo con la atractiva vocalista, que entonces decidió emprender una brillante carrera en solitario que se vería plena de éxitos comerciales.
Recuperados del nuevo abandono, Olé Olé reaparece en 1993 con nueva vocalista, la actriz canaria Sonia Santana, de voz dulce e imagen igualmente impactante, aunque, esta vez, el público parece no encajar del todo la nueva sustitución. Aquel mismo año se publica ‘Al descubierto’, un álbum en misma la línea artística del trabajo anterior pero que apenas logra un discreto plano en las listas comerciales. Fue el último trabajo discográfico del grupo, que acabaría por disolverse algunos meses después.